Chile tiene redes de innovación incipientes y en crecimiento:

¿Las empresas unen fuerzas para innovar?

Sin Comentarios

Muchos dicen que la unión hace la fuerza. Y eso también sirve para la innovación. Un informe del Ministerio de Economía realiza una descripción general de las acciones de innovación que llevan a cabo las empresas y las cooperaciones que realizan con otros agentes privados o público para innovar. La investigación analiza la cooperación según tamaño de las empresas y tipo de innovación que realizan.

En el documento titulado “¿Cuánto cooperan las empresas para innovar?” (Ver en PDF) se utilizan los resultados de la Séptima Encuesta de Innovación en las Empresas del Ministerio de Economía con datos para el 2009 y 2010 y que considera a empresas formales con ventas sobre 2.400 UF.  En dicha medición, la cooperación de las empresas para desarrollar sus innovaciones se define como la participación activa con otras empresas o institutos no comerciales en actividades innovativas. Ambas partes no necesariamente deben beneficiarse comercialmente y se excluye la contratación de trabajos que no contemplan la cooperación entre los involucrados.

MOTIVOS PARA INNOVAR

La cooperación para desarrollar actividades de innovación se explica por cuatro motivos que benefician a las empresas cuando se realizan esfuerzos asociados en vez de individuales.

  • Dividir los costos de innovar entre varias organizaciones tales como empresas, universidades o centros de investigación.
  • Fallas de apropiabilidad de los beneficios cuando los retornos públicos son muy superiores a los privados. Al cooperar se tiene la capacidad de apropiación de una mayor proporción de los beneficios y de tener un mayor alcance debido a los múltiples intereses que convergen.
  •  Incentivos públicos o gubernamentales a la generación de acciones de asociatividad para la innovación.
  • Incertidumbre sobre los caminos que seguirán las nuevas tecnologías y sobre los usos que se les pueda dar. Al cooperar se amplían las posibilidades para cada participante debido a que se comparten conocimientos y se pueden encontrar nuevas aplicaciones a tecnologías existentes.

Resulta importante destacar que existe evidencia que explica cómo las empresas que cooperan para innovar en resultados concretos y no en investigación básica o nuevas oportunidades tienen mayores incentivos para acercarse y así capturar conocimiento del socio y acortar los periodos en que su canasta de productos se ve obsoleta6.

Adicionalmente,  existirían a lo menos cuatro razones por las cuales la cooperación para innovar debiera aumentar en el tiempo, estas son:

  • A mayor conocimiento, mayor es la necesidad de especialización, por lo que se requiere cooperar con otros que tengan un conocimiento específico distinto y complementario.
  • A mayores posibilidades de obtener conocimiento, mayores son las posibilidades para encontrar asociados para la innovación.
  • Nuevas formas de organizarse pueden volver menos costosa la cooperación en términos de gestión del conocimiento y división de tareas.
  • Los cambios tecnológicos son cada vez más rápidos y diversos, por lo que aumentan las necesidades de adaptarse y cooperar para ello.

FALTA DE COOPERACIÓN COMO OBSTÁCULO PARA INNOVAR

Al analizar los niveles de cooperación que existen entre las empresas es importante tener en cuenta que un 46% de las empresas declara que la dificultad para encontrar un asociado para la innovación tiene una importancia alta o media cuando se les consulta por las principales restricciones que enfrentan para realizar innovación.

La alta prevalencia de esta dificultad y las diferencias por sector económico llevan a poner la atención en dos posibles falencias de la innovación en el país y que provocan un bajo nivel de cooperación.

Por un lado, que una empresa afirme que le es difícil encontrar un asociado con el cual embarcarse en acciones de innovación indicaría que hay pocas empresas con quien asociarse o pocos centros de investigación, es decir, una baja red de innovación.

Por otro lado, también es posible que la empresa se encuentre buscando un partner específico, que cumpla con ciertas condiciones que son de su propio interés y contribuya con beneficios principalmente a su empresa.

Efectivamente, en el país las redes de innovación y los mecanismos de cooperación son incipientes y en crecimiento, lo que sustenta la primera explicación de por qué es una dificultad importante la falta de socios para cooperar. Del mismo modo, es posible que la falta de una cultura de innovación limite los desafíos que la empresa está dispuesta a asumir y la dificultad sea más bien encontrar un asociado que se adapte a sus propias necesidades. Dado que la colaboración con un socio es favorable al éxito de una innovación, lo anterior puede volverse un obstáculo significativo.

Sin comentarios Deja tu comentario