Lanzan iniciativa "Conectados con mi país"

Martes 12 octubre 2010
conectados.jpg

Con el objetivo de disminuir la brecha digital, Un Techo para Chile a través de su Centro de Innovación y Movistar presentaron hoy el proyecto piloto “Conectados con mi país”, que ofrecerá la compra de netbooks con banda ancha móvil a las familias de menos recursos de nuestro país, correspondientes al segmento socioeconómico E, con un ingreso familiar igual o menor a $160.000. En el proyecto también participan el Banco Interamericano de Desarrollo y Microsoft, responsable de la capacitación digital de las familias beneficiadas.

En una ceremonia realizada en el barrio Antumalal de Renca, 50 familias recibieron un portátil de bajo costo con conexión a Internet a través de un módem USB embebido y con un conjunto de herramientas sociales y tecnológicas a través de una plataforma de integración, diseñada especialmente para esta intervención, a un precio justo y accesible.

La proyección de esta iniciativa es que este beneficio llegue a los campamentos y proyectos de vivienda definitiva gestionados por Un Techo para Chile, así como a aquellos países de Latinoamérica en dónde la institución y Telefónica, a través de su marca comercial Movistar, tienen presencia.

Como requisito para acceder al programa, las familias del grupo objetivo deberán realizar un curso de 20 horas de alfabetización digital, con la finalidad de que todos los integrantes puedan acceder a internet. Además, deberán cumplir como requisito con un puntaje determinado en la Encuesta Social del Ministerio de Planificación y Cooperación (Mideplan).

“El 97% de estas familias consideran internet como un apoyo a la educación, y sólo el 18% de ellas tiene computador. A través de esto se busca conectar a las familias de extrema pobreza, ofreciéndoles una plataforma digital que permita a todos los integrantes del hogar disminuir la brecha digital existente y mejorar su acceso a las oportunidades”, comentó Andrés Wallis, Director Asuntos Corporativos Telefónica en Chile.

En este contexto la empresa privada y el sector no gubernamental, han decidido trabajar en conjunto para atender esta necesidad. De esta manera, se pretende bajar los costos de la demanda actual por utilizar servicios públicos de internet, los que hoy promedian US$ 40 mensuales por familia (CLP$20.000.- aprox), las que consumen productos y servicios no atingentes a su realidad, por ejemplo, muchas veces, un cibercafé ubicado a varios kilómetros de su hogar.

“Muchas familias de Chile no tienen acceso a los flujos de información a través de un computador o Internet y por lo mismo no pueden aprovechar las mismas oportunidades de desarrollo. Este proyecto se plantea entonces como una opción concreta para atender al problema de la desigualdad social y de acceso a las nuevas tecnologías”, afirmó Cristián del Campo, capellán de Un Techo para Chile.

Por su parte, con el objetivo de reducir la brecha digital y de apoyar constantemente a las organizaciones no gubernamentales, Microsoft se comprometió con el proyecto entregando becas de capacitación en alfabetización digital que dictará la Fundación de Vida Rural.

Además, la empresa ha realizado una donación equivalente a los US$ 287.719 en productos y aplicaciones de software como Office, SharePoint y Office Communicator, entre otros, a Un Techo para Chile, lo que le permitirá a la institución crear una plataforma interactiva y de comunicación interna más eficiente y productiva en las 15 oficinas que se encuentran a lo largo de Chile.

Esta iniciativa de Microsoft busca continuar trabajando en el fortalecimiento tecnológico, no sólo de la organización, para que pueda contar con herramientas tecnológicas y así aumentar la eficiencia de su labor logrando un mayor impacto social, sino que también de las personas que viven en los campamentos para lograr disminuir la brecha digital.