Unión Europea se alinea al esfuerzo nacional de innovación con once iniciativas

Lunes 18 octubre 2010
Imagen de la Unión Europea, bandera.

 Un importante socio estratégico es el que ha sumado el esfuerzo nacional de lograr innovación y competitividad en Chile. Se trata de la Unión Europea (UE), que a través de su Delegación en el país, ha cofinanciado una serie de proyectos que buscan entregar las herramientas y el apoyo necesario para alcanzar esta meta.

 
Uno de ellos es el Programa de Innovación y Competitividad UE-Chile, que si bien nació en 2007 y que cuenta con una inversión total de 18,6 millones de euros (unos US$27,1 millones) -50% por cada partícipe-, sólo desde hace un año ha visto iniciar los trabajos en las once iniciativas definidas en este marco. 
 
Entre los principales ejes de este programa, que es pionero dentro de la agenda de cooperación entre ambos, se destaca el apoyo a las políticas y estrategias gubernamentales establecidas para estas materias. Incentivar a que este tipo de desarrollo se realice a nivel regional y al interior de las pequeñas y medianas empresas, son otros de los objetivos centrales de esta iniciativa.
 
"El sector de la pequeña y mediana empresa nos interesa mucho, porque es el gran impulsor de la innovación y la creación de nuevos empleos", añade Jaime Pérez Vidal, embajador de la UE en Chile.
 
Según explica Pérez, participar en este tipo de cooperación con otras naciones fue ratificada como una prioridad por la UE en su última cumbre realizada en Madrid. 
 
"Nos habíamos enfocado en proyectos para la cohesión social, y es en el período 2007-2010 -que puede extenderse hasta 2013- que definimos esta nueva prioridad, que no sólo es para Chile, sino que para toda Latinoamérica", afirma.
 

Primeros resultados

 
La Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI) es la contraparte de este proyecto. Junto con ella, la UE definió los programas, hizo los llamados y selección de los proyectos que son ejecutados por entidades públicas del país y que se esperan finalicen entre mediados del próximo año y fines de 2012. Aún cuando la primera evaluación de estas iniciativas será en mayo de 2011, ya existen algunos resultados para destacar, dice María Cristina Lazo, directora ejecutiva de la AGCI. 
 
Según Lazo, pronto se tendrán las plataformas que contribuirán al desarrollo del sector agroexportador, además de la inserción de profesionales especializados en innovación en un grupo de pymes de la Región de Valparaíso, por ejemplo.
 
"Se trata de un trabajo que recién comienza, pero que rendirá importantes frutos", resalta.
 

Expertis europeo

 
Los recursos destinados para los proyectos de este programa se materializan en asistencia técnica, seminarios y talleres de capacitación y formación, que en gran medida, son desarrollados por expertos europeos.
 
Para Lazo, la vasta y diversa experiencia de la UE en la definición y ejecución de políticas públicas destinadas a fomentar la innovación tecnológica y los procesos productivos en distintos ámbitos es lo que la convierte en un "excelente socio" para Chile. 
 
"Esta cooperación internacional es fundamental no sólo por los recursos que otorga, sino también gracias al intercambio de experiencias exitosas", afirma.
 
Es más, según reafirma Jaime Pérez, en los 27 estados miembros de la UE, "existen instituciones académicas y de investigación que quieren aportar a Chile sus conocimientos y buenas prácticas".